viernes, 15 de junio de 2018

Nos ponemos mundialistas: reseña de "Eugenio Onieguin", de Alexander Pushkin

Empezó el Mundial de Fútbol en Rusia (creo que están todos enterados, jaja) y es una buena excusa para enganchar el tema con los libros. Así que hoy presento un libro de uno de los autores rusos que más me gustan. Ojalá que se lo lleven anotado :)

Título: Eugenio Onieguin

Título original:  Yevgueni Oneguin

Autor: Alexander Pushkin (me niego a usar "Alejandro")

Año de publicación: 1825

Traducción: Nina y Anatole Saderman

Calificación: 🌟🌟🌟🌟🌟






En los pedestales literarios siempre hay algún libro que hace todo lo posible para que la gente dude del motivo de su permanencia en ese lugar. Según mi parecer, este no es uno de ellos. Mientras se lee se percibe su vigencia, se respira la atmósfera de los personajes, se viven sus tensiones. Y sí, también sus desfallecimientos. Esta historia abarca todo en pocas páginas: el hastío, el amor, el rechazo, las convenciones sociales, las apariencias y las verdaderas esencias. Suena a mucho, pero está tratado de una forma que ni decepciona ni crea la sensación de estar hablando de todo y de nada al mismo tiempo.

La trama es (más o menos) sencilla. El personaje del título es un joven que no se dedica a nada, salvo a asistir al teatro, fiestas y demás diversiones. No quiere compromisos, pero le encanta conquistar por deporte. Su vida es rutinaria y él, casi por consecuencia, padece de melancolía. Un día, le avisan que un tío que tiene una finca en el campo está muy enfermo y que desea verlo. Eugenio acude al llamado (no sin quejarse), el tío muere y entonces él se da cuenta de que el cambio de aires no le vendría nada mal. Allí conocerá a Lenski y se hará amigo de él. Y por medio de este muchacho conocerá a Tatiana, que tiene un papel fundamental en esta historia. 

En primer lugar, es destacable la voz del narrador. Inscripto en el romanticismo, Pushkin se tomaba muy en serio lo que hacía y buscaba que el texto tuviera una personalidad, un Yo marcado, así que no es extraño que sea un protagonista más de la historia. Es diez veces más molesta que la de Mark Twain en Las aventuras de Tom Sawyer, pero tiene unas intervenciones tan útiles, certeras y bellas (salvo cuando habla de los “piececitos” de las damas y de cómo los hacen sufrir y blah blah blah) que uno se olvida por completo de eso, salvo que padezca de intolerancia a los escritores “pretenciosos”. A veces hasta se da el lujo de opacar lo que está ocurriendo con sus criaturas, ya que retrasa la acción al divagar por temas profundos o superficiales. Los asuntos más interesantes, según mis gustos, son los de la oposición ciudad- campo y las continuas menciones a poetas y obras de teatro de la época (hayan muerto o no).

En segundo lugar, pero no menos importante, está la intensidad de los personajes. Hay un balance muy delicado entre los pares Oneguin- Lenski y Tatiana- Olga. Tan delicado es que los que deberían cruzarse por similitudes en el carácter no lo hacen. Todos cometen sus errores y ninguno intenta repararlos, algo que parece extraño y un poco adrede para que la historia continúe. La incapacidad de razonar y la exaltación de los ánimos desatan las consecuencias, así que bienvenido sea. Me hicieron acordar a los personajes de las tragedias griegas o shakesperianas, en donde sufren una especie de ofuscación que no les permite cambiar el rumbo de los acontecimientos y se precipitan a lo peor, por no pensar antes o por no poder ganarle al destino. Oneguin no se hace querer, pero tampoco se hace odiar y eso es un punto a favor. Reitero la preponderancia de Tatiana en el libro, por su temeridad al hacer algo que en su tiempo era inesperado. Y aunque el resultado no sea el más feliz, es un punto de quiebre y lleva la narración a otro nivel. El final me sorprendió gratamente y creo que está muy bien ubicado en mi ranking personal de “conclusiones que me dejaron en shock”. Si Pushkin buscaba un golpe de efecto, lo logró. 

Hay miles y miles de cuestiones para hablar sobre Eugenio Oneguin pero creo que recomendarlo con toda la fuerza recomendadora (?) del mundo es suficiente. Se puede decir mucho de Pushkin y mucho de Oneguin (¿serán la misma persona?). Curiosamente, hay una escena que después se replica en la vida real del autor, hecho que da un poco de escalofríos. En fin, es un libro memorable y vale la pena leerlo, sobre todo porque me dejó más claras las razones por las cuales el autor era tan genial. 

La relectura me produjo más admiración y era esperable. Después de leer La hija del capitán (ya voy a traer su reseña) una entiende que Pushkin era excelente forjando personajes complejos que eluden el acartonamiento que podría producir la exaltación del patriotismo o del hastío, por ejemplo. Si bien esta novela en verso fue compuesta por partes, las costuras, por suerte, no se notan (salvo en las estrofas que se eliminaron y dejaron su huella) y la historia siempre sigue su curso. No quería dejar de notar que hay un humor muy ácido en las observaciones sobre la vida en sociedad (a la que Pushkin entró no sin cierta reticencia), tal vez resentido, y hasta salpican las palabras de Lenski, el poeta. Maravilloso.


Estoy preparando, para el viernes siguiente, más recomendaciones, pero centradas en los países participantes ¡Que tengan buen fin de semana! 

14 comentarios:

  1. Hola Yani!
    Justo nombraste algo que me saca de quicio de Mark Twain... esos escritores que "les gusta escucharse hablar" igual, sólo porque lo recomendas con tantas ganas y pasión y admito que me dejaste la semillita de las ganas. Me lo voy a anotar a ver si me lo puedo encontrar por algún lado...
    Me preguntó si harás reseña de algún uruguayo xD ¿te puedo tirar un Horacio Quiroga? Y ¿sus cuentos de Amor,Locura y Muerte? Es nuestro Poe personal (Capaz que ya lo conoces) tuvo una historia trágica de vida y sus historias eran muy siniestras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, la verdad es que crean una voz muy molesta para narrar la historia y se vuelven insoportables. Pero este libro vale la pena (e insisto: la protagonista es lo más). No leí específicamente ese libro de Quiroga, pero tengo una antología de cuentos en casa y ya he leído unos cuantos. No los reseñé porque si no me pasaría lo mismo que con Poe: hay que ir marcando y reseñando cuento por cuento. Y necesito tiempo para eso :S Un uruguayo que me gusta más que Quiroga (y me estoy adelantando al próximo post, jaja) es Felisberto Hernández :) Besos.

      Eliminar
  2. Hola Yani! Qué buena idea empezar así el mundial! Me gustó tu idea. No leí a Pushkin pero se notan las características del Romanticismo, tal vez parezca frívolo mi comentario pero me encantaría aburrirme de una vida de fiestas y teatro y recibir el llamado de un tío rico en el campo con una casa espectacular.
    Besos, me encantó tu reseña como siempre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Sí, me pareció buena idea hacer algo relacionado con eso. Este mes va a estar difícil prestarle atención a la lectura, jaja XD No me parece frívolo tu comentario, es muy sensato. Eugenio tiene la vida ideal. Y le sobra mucho tiempo para leer :D Si eso no es genial...
      Besos y gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. ¡Yani! Leí Onegin hace un par de años porque vi el ballet y me quedé con muchas dudas, aunque hice una lectura más bien floja porque eso, solo quería contextualizarme.
    Concuerdo mucho con la voz del autor metida como si de un titiritero guay se tratase. Recién que empecé Anna Karenina estoy terminando de confirmar que los clásicos rusos tenían una manía de hacerse notar en sus obras tipo "soy yo, mírame, pienso así". A veces te sorprenden, otras quieres callarlos un momento tan solo.
    Yo creo que voy a hacer una relectura pronto pero con un poco más de ojo lector. Si no has visto el ballet, te lo recomiendo mucho. <3 Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! No vi el ballet, pero lo voy a buscar. Es cierto, las voces de los narradores suelen ser fuertes y molestan, aunque eso hace que los libros sean únicos, al mismo tiempo. Ojalá que en la relectura te encante n.n Besos.

      Eliminar
  4. Que buena idea lo de traer recomendaciones adaptadas a un evento como el mundial, es que las cosas temáticas me encantan.
    Este libro no lo conocía, pero suena muy interesante, gracias por recomendarlo, estaré atenta al resto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gustan las cosas temáticas :) Además creo que es mucho más interesante relacionar entradas de mi blog con la realidad cotidiana, digamos. Besos y gracias por pasar n.n

      Eliminar
  5. ¡Hola, Yani! Sin duda me encanta la idea de enganchar el mundial de fútbol con los libros. Ya decía yo que el nombre de Alexander Pushkin me sonaba: sin duda me llevo este libro anotadísimo (especialmente porque creo que no he leído nada de ningún autor ruso). Y debo decir que eso de la voz narrativo me encantó: me recordó en cierta forma a Milan Kundera, a quien amo precisamente por su narrativa.

    ¡Besos, nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Este autor es muy importante para los rusos y es genial. Tiene muy buenas historias, como "La hija del capitán". No leí a Milan Kundera pero tengo sus libros en tbr, así que en algún momento me voy a poner al día (léase: "cuando la universidad deje de molestarme" XD) y ver lo de la voz narrativa. Besos.

      Eliminar
  6. Hola -again- dear,

    No sé como tomarme este libro por una parte con tus alabanzas hacia él y por otra conque desde que leí Frankenstein -también de romanticismo- me di cuenta que ese estilo no es como para mí. Al menos en Frankenstein lo encontré excesivamente dulzón y ñoño tbh, so..., me hace desconfiar de este. Por si se me ocurre acercarme a este autor lo tendré en un periferia, pero sin prioridad alguna.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Este autor tiene un estilo menos dulzón. Sí concuerdo que en "Frankenstein" Mary Shelley se excedió un poco, a pesar de que el libro resultante es una maravilla. No te preocupes por no tenerlo como prioridad, no me enojo, jaja. Besos.

      Eliminar
  7. Pues, me lo llevo anotado!! No sé qué es exactamente, pero tiene ALGO que me llama (he aquí una lectora en apuros explicando lo inexplicable de su vida). Tu maravillosa reseña ayuda bastante xD Y me ha dado curiosidad por conocer estos personajes. Espero leerlo pronto^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja siempre me río con tus comentarios XD Creo que te puede llegar a gustar. Parece pesado al principio, pero después fluye. Gracias por el elogio n.n Besos.

      Eliminar

Un comentario respetuoso (sin insultos y sin spoilers, salvo que avisen de estos últimos) trae suerte. El spam es innecesario porque siempre reviso si tienen blogs, pero pueden dejarlo en "Iniciativa" ;)