viernes, 14 de junio de 2019

"Muerte de tinta", de Cornelia Funke (Mundo de Tinta #3)


Título: Muerte de tinta (Mundo de tinta #3)

Título original: Tintentod (Tintenwelt #3)

Autora: Cornelia Funke (1958)

Año de publicación: 2007

Traducción: Rosa Pilar Blanco 

Calificación: 🌟🌟🌟🌟

Composición de la serie: 
1) Corazón de tinta
2) Sangre de tinta

Perdón por la cantidad de spoilers ocultos. No los vean si no leyeron el libro porque revelan cuestiones importantes. 

Esta reseña llega un poco tarde, quizá demasiado tarde. Porque ahora, mientras escribo, tengo que rememorar todo lo que sentí al terminar la última línea de esta historia. No es tarea difícil (el libro se esconde dentro de uno, como dice esa hermosa historieta de Liniers), pero ya no tiene la inmediatez del primer día. Muerte de tinta es el tercer y último libro de esta saga que habla tanto de lectores como de autores, de héroes y villanos, de mundos realistas y fantásticos. 

El segundo libro terminó con un hecho muy trágico y Meggie y compañía quieren revertirlo. Las alianzas, las consecuencias de las mismas y el crecimiento del enemigo (cada vez se vuelve más cruel, más dañino y más controlador) no se hacen esperar. 

Como todo final de una saga, intenta resolver lo que se empezó a desarrollar antes. También presenta elementos y pocos personajes nuevos que entran a la historia para complicarla un poco más o, simplemente, para estar por estar. Ahora Umbra está bajo el mando del cuñado de Cabeza de Víbora y las cosas no pueden ir peor, ya que su gobierno es muy sanguinario. Incluso aumenta la crueldad con los niños, a tal punto de volver la atmósfera tan oscura que me pregunté si realmente era parte de una saga infantil- juvenil. Fenoglio (a estas alturas lo menciono libremente porque si están leyendo esta reseña, imagino que conocen los libros anteriores) es un escritor que está creativamente bloqueado y a la vez es testigo de cómo su historia se ramifica y crece, ya sin su consentimiento. Porque (aclaro) hay muchos personajes que no fueron invitados al juego e igual están incidiendo en él. Quizá eso es lo que más adoré de esta trilogía: la capacidad de reflexionar sobre el propio oficio. 

Menciono los puntos negativos para poder terminar la reseña positivamente. En primer lugar, ya no pude hacer la vista gorda en cuanto a la cantidad de escenas donde los personajes caen prisioneros. Está bien remarcar el sistema represivo de las autoridades de Mundo de Tinta, pero creo que ya abusó del recurso. Por otra parte, quedé un poco decepcionada con algunas decisiones (o descuidos) argumentales. SPOILER Mo ya no usa sus habilidades como Lengua de Brujo (decide tomar la identidad de Arrendajo) y Meggie ya casi tampoco lo hace. Y si el gancho del primer libro justamente eran los poderes de estas personas, ¿por qué dejar que Orfeo sea casi el único que los usa en este? FIN DEL SPOILER También fue penoso ser testigo de cómo de repente algunos personajes pasaban a ocupar el último escalón de mi estima, como es el caso de Farid o Meggie, que durante todo el libro no fue más que una sombra. Para colmo, Farid se vuelve un tanto insufrible. SPOILER Lo cual le dio pie a la autora para introducir al tercero en discordia. La historia que Fenoglio le cuenta a Meggie sobre el destino de la pareja está metida en el libro a la fuerza. FIN DEL SPOILER Creo que puedo comprender por qué Farid quedó rezagado en la historia, pero no entiendo por qué Meggie terminó cediéndole el protagonismo a su padre. 

Y hablando de ceder protagonismo, en este libro los personajes femeninos se empoderan. Hay un momento de honestidad brutal en el cual Meggie critica a Fenoglio por no haber sido más generoso con las mujeres en su historia (no recuerdo si “generoso” era la palabra exacta y ahora no encuentro la cita). Al estar ambientada en una época medieval, las mujeres tuvieron poca participación en los libros anteriores. A veces no tienen nombre, a veces se las conoce con apodos tristes (como Violante la Fea). Sin embargo, en Muerte de tinta hay un desarrollo notable de personajes que parecían estar destinados a un papel muy pasivo. Resa, Violante y Elinor están mucho más activas, son dueñas de sus decisiones e, incluso, de sus ambiciones. Violante se lleva los aplausos y Resa le sigue los pasos porque SPOILER el embarazo no la detiene y sigue arriesgándose por las personas que ama. FIN DEL SPOILER Así que eso para mí es un punto a favor. Con respecto a otros personajes, me parece que hay un excelente manejo de lo que debe ser (e inspirar) un villano. Cabeza de Víbora no sólo es temible, sino que también provoca asco y rabia. Me encantó tener en el libro un villano completo que no puede generar lástima con sus matices, algo que últimamente sucede mucho con los antagonistas (y siempre logran que me ponga de su parte). 

La narración sigue siendo impecable pero la sentí agotada. Se repiten frases de estilo “cómo la miraba” y ciertos sentimientos y pensamientos de Meggie también aparecen varias veces. Más allá de eso, quiero dejar en claro que la trilogía no tiene nada que envidiarle en el estilo a otros libros. A pesar de estar dirigida a jóvenes, no hay ninguna intención de facilitar la lectura con términos simples o con frases y hechos muy entendibles. La complejidad de esta saga siempre será una de las razones por las cuales se convirtió en una de mis favoritas. Hay capítulos que son excelentes y no subestiman al lector, no abundan en explicaciones que le sirvan la interpretación en bandeja. El final es precipitado, pero muy emotivo. Me quedé esperando que fuera más extenso, que no terminara nunca. Al cerrar el libro me quedé con una sensación de vacío.

Muerte de tinta tendrá sus fallas, pero eso no desacredita la trilogía. Me quedaron algunas preguntas que me dan la esperanza de una posible continuación de Mundo de Tinta. Creo que ya no me importa con quiénes y con qué, pero estoy segura de que esta historia puede proliferar, así como lo hizo “Corazón de tinta” en la trilogía. Y si eso no sucede, siempre tendré la oportunidad de hacer una relectura y entrar de nuevo a estos libros.  

viernes, 7 de junio de 2019

Book Haul de abril y mayo

Abril y mayo fueron meses importantes porque FERIA DEL LIBRO DE BUENOS AIRES 💗 Si bien no compré mucho ahí adentro, traje 2 libros que quería hace rato. Por otro lado, un diario de mi país está sacando libros feministas a precios accesibles y pude conseguir ooootro libro que esperé mucho, mucho tiempo porque está carísimo en librerías. Por otra parte, fui a librerías de Avenida Corrientes (microcentro de la ciudad de Buenos Aires, para que se ubiquen) y pude intercambiar una saga que no iba a releer por otros libros sin apenas poner un peso. 

Empiezo por los que compré dentro de la FIL. Si me preguntan qué onda este año, tengo que contestar: todo muy caro. Los stands hacían descuentos pero ponían mil condiciones. Y hubo otros que se portaron bien, como el stand de Urano, donde había una pantalla interactiva que al final daba un descuento ¿Y adivinen qué? Saqué el 40%.


La escuela del Bien y del Mal, de Soman Chainani: para este libro usé el descuento. Lo estaba esperando desde que se publicó (en inglés) allá por 2013. Se trata de dos amigas que son separadas en escuelas diferentes. Una será educada para ser la villana y la otra, la heroína. No leí nada más del argumento porque realmente quiero sorprenderme. Vengo zafando con los spoilers. 

Rebeca, de Daphne du Maurier: libro que fue adaptado por Alfred Hitchcock y próximamente lo hará Netflix. Como buena amante de los clásicos que soy, este libro lo estuve buscando desde siempre pero era inconseguible (invento palabras), hasta que un diario de mi país sacó una colección de libros de misterio y terror. Por alguna razón, no lo pude encontrar en ese momento. Y ahora sí. Dicen que es parecido a Jane Eyre.


El segundo sexo, de Simone de Beauvoir: deshonor en mi vaca porque todavía no leí este libro. Pero no quise comprarlo antes porque está muy caro, como dije anteriormente. El formato en 2 tomos me parece ideal para poder llevarlo de viaje. Salió $300 pesos argentinos cada tomo (algo así como 6 dólares).


El amante de Lady Chatterley, de D. H. Lawrence: la verdad es que me pregunté muchas veces si necesito leer este libro y mmmm, dudaba. Se trata de una mujer que al estar casada con un hombre parapléjico se frustra y consigue un amante. Y este libro fue prohibido en su época porque es explícito. Es-cán-da-lo, es un escándalo ♫ No quiero que sea una obligación leerlo pero sé que debo porque me especializo en literatura inglesa y acá tenemos este libro. 

Tiempos difíciles, de Charles Dickens: cada vez que veo un libro de Dickens que no tengo necesito llevármelo. De a poco voy consiguiendo todas sus obras. No tengo idea de qué se trata (en serio, además no tiene contratapa y las sinopsis que encontré no son muy elocuentes), salvo que hay puntos de vista de distintas clases sociales. 


Fábulas, de Esopo: hace mil años que quiero leer a Esopo pero las ediciones que me topaba no me convencían. Las fábulas son textos muy cortitos que tienen fines didácticos y sus protagonistas son animales. Seguro que alguna vez leyeron o les contaron alguna.  

Pasos, de Jerzy Kosinski: este libro lo conseguí porque me faltaba completar para canjear los libros y no tiene contratapa. Cuando llegué a casa googleé y se trata de las "experiencias sensuales y sexuales de un hombre" *ojos en blanco* Lo leeré porque ya lo tengo, pero la verdad es que me interesa poco y nada el tema (ya suficiente tendré con el libro de D. H. Lawrence y ahora esto...). 

¿Leyeron alguno de estos libros? ¿Hay alguno que les interese?

¡Que tengan buen fin de semana!

viernes, 31 de mayo de 2019

"Six of Crows", de Leigh Bardugo (Six of Crows #1)



Título: Six of Crows ("Seis de cuervos")

Autora: Leigh Bardugo

Año de publicación: 2015

Calificación: 🌟🌟🌟🌟 y media

Composición de la serie:

1) Six of Crows
2) Crooked Kingdom ("Reino de ladrones")
3) Sin título



Aviso: los spoilers que oculté no develan cosas importantes de la trama. Lo hice por las dudas.

Veía este libro y el nombre de la autora hasta en la sopa. Me preguntaba qué era un Grisha, qué era Ketterdam, por qué todo el mundo hablaba de un tal Kaz. Agregué el libro a la lista de “want to read” de Goodreads, junto a la otra trilogía. Un pequeño paso. Esperé y esperé. Llegó en español “Sombra y hueso”. Ni señales de la bilogía. Volví a esperar. Anunciaron la serie de Netflix. “Ah, estoy frita”, pensé. “Se vienen los spoilers y las discusiones en internet”. Conseguí la bilogía en inglés (sí, compré los dos libros juntos, cosa que nunca hago). Y acá estoy, escribiendo una reseña para un libro de 4.5 estrellas. 

Kaz Brekker es un joven miembro de una banda conocida como The Dregs (uso los nombres originales, no sé si los mantuvieron en español) que circula y hace de las suyas en Ketterdam, la capital de Kerch. Un día le ofrecen un trabajo casi imposible de rechazar por la suma de dinero que le prometen (además, está en juego la paz mundial). Pero para hacerlo va a tener que reunir a personas con habilidades especiales que puedan ayudarlo a entrar a The Ice Court… y a salir de allí. 

La trama no se aleja de las películas de atracos (Ocean´s ElevenThe Italian JobThe Town). En parte, este libro se siente como una película. Sus escenarios, sus diálogos, sus personajes son muy cinematográficos (y eso es algo que no me está gustando de los libros actuales). El líder de la banda que ya tiene las manos sucias se pasa una parte de la película (o el libro) buscando a los posibles compañeros de robo y tratando de convencerlos para que le sigan la locura. Algunos son más fáciles de persuadir, otros van a dudar. Cada uno tiene habilidades especiales que son pertinentes a cada parte del plan. Y sí, también está latente la posibilidad de una complicación e incluso de una traición. Kaz, este joven de diecisiete años que ya cometió (casi) todos los delitos que pudo, va por Nina (una Grisha, es decir, una persona con poderes sobrenaturales), Inej (ya parte de The Dregs, es una experta asesina, espía y muy, muy silenciosa), Jesper (muy bueno con las armas), Matthias (convicto y entrenado para matar) y Wylan (experto en armado de bombas). Hasta ahora lo que conté no es original, y creo que ese fue el punto más flojo del libro, además de que los protagonistas son demasiado jóvenes. No sé si fue una decisión tomada por el público al que apunta la saga, pero parece extraño que con diecisiete años (algunos tienen menos) ya sean expertos en mil quinientas cosas distintas. Que quede claro que no estoy “menospreciando” a los adolescentes: simplemente creo que se hubieran visto más reales con otra edad. Pero tampoco puedo perder de vista que esto no ocurre en el presente, sino en un tiempo indeterminado y en una ciudad que tiene todo el aspecto de ser una especie de Londres victoriano, donde sus habitantes aprenden a sobrevivir desde temprano. Y la tecnología falta. 

Dejando las cuestiones negativas detrás, puedo decir que el mundo Grisha creado por Bardugo es uno de los más sólidamente construidos e interesantes que hallé hasta ahora en una saga juvenil. Explico brevemente: es un mundo que se inspira en el que conocemos. Está dividido por naciones, cada una con sus características particulares (clima, economía, idioma) y sus propios problemas. Lo bueno es que cada miembro de la banda procede de un lugar distinto, tiene su cultura a cuestas y eso también se aprovecha mucho a la hora de desarrollar a los personajes y la trama. Particularmente, este libro me dio ganas de leer la trilogía (que creo que está centralizada en una Grisha, dejo las fotos aquí abajo) porque quiero conocer los inicios y un par de acontecimientos que se mencionan y parece que vienen de allí. Por cierto, este libro se entiende perfectamente bien sin haber leído la trilogía, salvo por alguna que otra terminología. 





El condimento fuerte de esta historia son los personajes de carne y hueso y el trabajo minucioso que tienen detrás, además de las relaciones que establecen entre ellos. Como ya dije, la trama no es nada original, pero trata de sobrellevarla con estos seis cuervos que tienen una misión complicada, tan complicada como el esfuerzo de conocerse entre ellos y generar confianza para cumplirla. Cada uno de ellos tiene un trasfondo que se revela a través de los capítulos, a modo de flashbacks. Me impresionó gratamente cómo se usó ese recurso: una acción le producía a un personaje un recuerdo y entonces el flashback dilataba lo que ocurría en el presente. Mientras escuchaba los gritos de desesperación de los lectores que no soportan la lentitud, disfruté de cada uno de esos recuerdos, algunos más felices y otros, más dolorosos. Lo que se cuenta en el flashback agiganta al personaje del presente (según mi percepción) e incluso le sirve para tomar resoluciones. O funciona como justificación de lo que están decidiendo. No quiero analizar a cada uno de los miembros porque esto sería interminable (sobre todo por el número) pero hago un esbozo de mis favoritos: Nina, Matthias y Wylan, en ese orden. Nina me hizo acordar mucho a Rose Hathaway de Vampire AcademyAmbas son impulsivas y sarcásticas. No pude no quererla. La gran diferencia está en que Nina, una Heartrender (Grisha que puede controlar ciertas funciones de los órganos del cuerpo), confía menos en sus habilidades. Matthias merece una reseña aparte. Proviene de una nación (Fjerda) un poco tradicionalista de moralidad dudosa y está socialmente construido como un machista. Al principio es insoportable, pero me di cuenta rápido de que Bardugo lo puso en el libro por algo. SPOILER Y lo lindo (y esperanzador) es cómo va deconstruyendo a Matthias. No sé cómo seguirá en el próximo libro, pero me encanta el proceso y quedé impactada. No hay cambios que se den en un solo día. SPOILER Wylan, por otro lado, me encantó por su inocencia. No es un criminal, nunca hizo nada malo en su vida. Sin embargo, tiene una historia difícil y es ingenioso ¿Y Kaz, Inej y Jesper? Sí, también son geniales. Los dejaré para la reseña del próximo libro. 
Continuación de Six of Crows

En cuanto a lo estrictamente técnico, la narración de Bardugo es sencilla. No anda con vueltas. La única dificultad que se puede llegar a presentar son las palabras en otro idioma y que tuve que buscar (porque algunas no se traducían). Deduzco que algunas son de la trilogía anterior. La novela está separada en capítulos y cada uno cuenta con el punto de vista de un personaje, narrado en tercera persona. Me gustaría que esa voz tuviera más de la personalidad del personaje, como sucede en Corazón de tinta. No falta ni el humor ni escenas que parecen un poco de relleno (las disfruté igual). Al principio me molestaba la escasez de descripciones o lo lánguidas que eran, hasta que se fueron asentando más en la segunda mitad del libro. Tiene buenos giros (algunos no los vi venir), a pesar de que me pregunté qué tan convenientes fueron para la trama. Los repasé varias veces pero no encontré alguna fisura o algo que me haya hecho pensar que no estaba preconcebido.

Lo último que quiero señalar es que en Six of Crows casi no hay romance y las pocas escenas que se pueden considerar así no son melosas. Los personajes no pierden la concentración en el trabajo que están haciendo, así que no hay tiempo para hablar de sentimientos. Esto lo agradecí muchísimo. No obstante, tengo que confesar que apoyo mucho a dos parejas. SPOILER Hablo de Nina y Matthias, porque tienen una dinámica muy linda, a pesar de que la primera escena entre ellos sea violenta. Me gustaron mucho las partes donde Nina hace dudar a Matthias de su educación, de su patria, de su odio. La otra pareja que apoyo es la de Jesper y Wylan. Todavía no formalizaron (XD) pero yo quiero y necesito que estén juntos. Veré cómo se desarrolla eso en el próximo libro.  Sobre Kaz e Inej no digo nada porque creo que él necesita recuperarse y abrirse primero. No está en condiciones de amarla como ella merece. SPOILER Tampoco quiero olvidar mencionar que las dos chicas de la historia tienen una amistad muy linda y tienen juntas un par de escenas que me emocionaron. 

Six of Crows no es un libro perfecto (si es que eso existe), pero sí tiene condiciones para serlo y eso ya es suficiente. Eso no significa que me haya vuelto menos exigente, sino que trato de enfocarme en lo bien en que la paso leyendo un libro de estas características y los puntos positivos y sorprendentes. Ya tengo Crooked Kingdom esperando en la biblioteca… y a los seis ladrones/ asesinos/ espías/ jugadores compulsivos que empujan esta historia.  

viernes, 24 de mayo de 2019

"Alicia en el país de las maravillas. A través del espejo. La caza del Snark", de Lewis Carroll


Título: Alicia en el país de las maravillas. A través del espejo. La caza del Snark

Título original: Alice's Adventures in Wonderland. Through the Looking-glass, and What Alice Found There. The Hunting of the Snark

Autor: Lewis Carroll

Año de publicación: 1865, 1871 y 1876, respectivamente

Traducción: Luis Maristany

Calificación: 🌟🌟🌟🌟🌟

-Esto es lo que pasa cuando se vive a la inversa -dijo amablemente la Reina-: al principio, siempre da cierto vértigo.


Comentaré brevemente (no es broma) cada uno de los textos, así que son 3 reseñas en una. Sigo manteniendo la calificación general de 5 estrellas porque la relectura reforzó todo aquello que ya me gustaba. 

Alicia en el país de las maravillas 
Esta historia es archimega conocida. Alicia es una niña que está dormitando junto a su hermana y de repente ve que un conejo blanco vestido con chaleco y un reloj en la mano/pata se mete por una madriguera. Alicia lo sigue, cae por la madriguera y empiezan sus aventuras. Los seres que van apareciendo a lo largo de su camino son extraños, a pesar de mantener las formas de animales que conocemos. Hablan y utilizan una lógica que colisiona con la de Alicia, rompiendo un poco la rigidez de su educación. Lo gracioso es que, más de una vez, las criaturas tienen razón. 
No hay un hilo conductor de la trama. En caso contrario, no estaríamos ante el nonsense. Alicia se limita a ir de un lado al otro, igual que en un sueño, en donde se cruza con personajes que desconoce. Lo más arriesgado que debe hacer es sobrevivir las amenazas de decapitación (ignorándolas) de la inigualable en mal carácter Reina Roja. Puedo mencionar, también, los cambios de tamaño que la meten en problemas. 
Es un libro muy divertido, sobre todo por los juegos de palabras (me gustaría leerlo en inglés) y los poemas y canciones que no tienen ni pies ni cabeza. 

Alicia a través del espejo 
El monólogo (diálogo con su gato Mino, en realidad) de Alicia al inicio de este libro es genial. Me encanta eso de la Casa del Espejo. Cuando la niña lo atraviesa, entra de nuevo a Wonderland pero está ligeramente cambiado. En este libro Alicia tienen mayor incidencia en lo que sucede allí mientras sigue en el lugar de espectadora de hechos loquísimos y forma parte de conversaciones absurdas. Hay más participación de las reinas y aparece el archiconocido Humpy Dumpty, que para mí es un evidente recurso de Carroll para explicar su metodología en los poemas. 
Algo que esta vez me llamó la atención es el maltrato que recibe Alicia en ese mundo. Supuestamente busca la risa pero, cuando se lee que ella intenta pasar por alto los comentarios ofensivos, no me dan gracia y me parece chocante. O tal vez yo sea susceptible.
El final plantea una sospecha sobre la realidad, algo que en el libro anterior se deja implícito. Si bien esta parte me gusta menos que la primera, tiene cosas muy buenas que complementan las aventuras de la niña. 

La caza del Snark 
Es un poema largo, que consta de ocho capítulos o “espasmos”, como dice el título. El capitán de un barco y su tripulación van detrás de un Snark (mezcla de serpiente –snake- y tiburón –shark-). En el ínterin se dan conversaciones que dan pistas para cazar al preciado Snark. Sin embargo, hay un problema: es un animal que se suele confundir con uno más peligroso. Se lee rápido y es disfrutable, pero no me enloqueció.

¿Leyeron alguno de estos libros? ¿Tiene ganas de leerlos? ¡Que tengan un buen fin de semana!



viernes, 17 de mayo de 2019

[Libros y manías] Lecturas de muestras gratis $$$


Es una entrada rara pero necesitaba hacerla. Tiendo a ser selectiva con mis lecturas y no quiero gastar  dinero en libros que no me van a gustar (porque ya desconfío) o sagas que luego no querré continuar. Encontré muy útil esa app del teléfono celular que se llama Play Books porque permite buscar muestras gratis (con un par de capítulos iniciales) que ayudan a decidir al lector si quiere el libro entero o no. De más está decir que los libros ahí están mucho más baratos que en una librería. En mi caso, me ayuda a considerar comprar en papel.  

La explicación fue demasiado larga, así que me callo. Estas son las muestras que estuve leyendo en los últimos meses. La idea es contarles si leería el libro entero o no.  



Oscuros, de Lauren Kate (Oscuros #1)

¿Lo leería?: por ahora, no. 
Es una saga que da vueltas desde hace tiempo e incluso cuenta con una película protagonizada por Jeremy Irving (el de War Horse) que ya vi. Bajé la muestra porque estaba interesada en la historia, pero la forma en que está escrita no me convence. Y después de leer una frase donde la protagonista, Luce, se planteaba que se había enamorado de dos chicos minutos después de haber entrado al instituto nuevo decidí que no era el momento.



Juego de tronos, de G. R. R. Martin (Canción de hielo y fuego #1)

¿Lo leería?: definitivamente sí. 
Esta muestra la bajé por ansiosa, dado que todavía no pude comprar el libro y tampoco lo hojeé en las librerías. Pero ya sabía que quería leerlo de antemano. Así que dije “ok, vamos a ver qué tal la narración” y es un sí. Voy a comprar y a leer este ladrillo entero. No recuerdo en qué momento se termina la muestra, pero me dejó la intriga. Mi gran problema: el tamaño de los libros. No sé si leería la saga entera. Temo cansarme.



La reina roja, de Victoria Aveyard (La reina roja #1)

¿Lo leería?: ehhhh no. 
No sé cómo explicar esto para que nadie se ofenda, pero no puedo creer que unos pocos capítulos hayan sido suficientes para desechar la idea de leer esta saga. Es una cruza de Los juegos del hambre, X-Men y La selección (que no lo leí pero sé de qué va) y me hizo ruido, mucho ruido. No me gustó la narración. Y es predecible, tema no menor. 




Wonder Woman: Warbringer, de Leigh Bardugo (DC Icons #1)

¿Lo leería?: definitivamente sí. 
Seré sincera: no puedo decirle “no” a Wonder Woman. Me encanta el personaje, siempre será mi superheroína favorita y la idea de que haya una novela sobre ella me parece genial. Leí los primeros capítulos y está muy bien. Incluso pude sentir la esencia del personaje y una escena se me hizo parecida a una de la película del 2017. 




Si leyeron los libros que no quiero leer, traten de convencerme para que lo haga. Escucho opiniones.

¡Que tengan buen fin de semana!