viernes, 25 de mayo de 2018

"Quédense en la trinchera y luego corran", de John Boyne

Título: Quédense en la trinchera y luego corran 

Título original: Stay Where You Are and Then Leave 

Autor: John Boyne (1971)

Año de publicación: 2013

Traducción: Rosa Pérez Pérez 

Calificación: 🌟🌟


Lo único que quería era un poco de civismo en un mundo incívico. 



Tengo tantos sentimientos encontrados con Quédense en la trinchera y luego corran que no pude ponerle más de dos estrellas después de tratar de ordenarlos. Por una parte, siento que la historia que Boyne quiso contar es respetable. Por otro lado, siento que falló en la forma de hacerlo. No he leído otros libros del autor como para saber si algunas cosas que hallé aquí se repiten indefectiblemente en su narrativa o si sólo dio la casualidad de que empecé a leerlo por uno de los peores libros que escribió. Puede que sea la opción B y el cincuenta por ciento de la calificación sea mi culpa. 

Alfie Summerfield es un niño de cinco años que vive en Londres cuando estalla la Primera Guerra Mundial, justo el día de su cumpleaños. Su padre (Georgie) se alista en el ejército y pasarán cuatro años hasta que reciba noticias de él, ya que su madre (Margie) es reacia a dárselas. En ese período de tiempo la situación económica se endurece y Alfie sale a trabajar como limpiabotas en King´s Cross, a escondidas de Margie. Y justo gracias a eso se enterará del verdadero destino del padre. 

Quédense en… es una promesa, una gran promesa sobre una historia conmovedora que te hará llorar hasta el hartazgo por las desgracias que pasa el niño. Alfie es lo suficientemente simpático y rebelde como para que una lo adopte en seguida pero el desarrollo de los acontecimientos no lo complementa. Alfie es un personaje que queda flotando en una marea de texto que pretende reflejar su inocente perspectiva y lo hace débilmente y a medias. Hay algo artificial en la construcción del drama. Sí, pensé “pobrecito” muchas veces, poniéndome en la piel de un/a hijo/a que debe convivir con la idea de que el padre puede morir en el frente en cualquier segundo, y así y todo las lágrimas se quedaron en mis ojos. Las escenas que deberían tener mayor carga dramática no están muy bien desarrolladas y carecen de sentimientos. Para colmo, durante buena parte del libro no pasa nada relevante. Falta el impacto, una vuelta de tuerca que extraiga el acartonamiento de la narración, la cual es excesivamente sencilla para mi gusto, aun entendiendo que la perspectiva es la de un chico. Lamentablemente, esto se traslada a los diálogos y, cuando les toca hablar a los personajes, lo hacen con una cadencia extraña. Parecen caricaturas rellenas de discursos arquetípicos. La abuela que dice que están “todos acabados”, la madre que sólo grita y anuncia que están al borde de la indigencia (sabe contar dinero pero es incapaz de explicarle al niño por qué las mujeres no podían votar), el extranjero al que se lo llevan por si las moscas y se ofende, el objetor de conciencia socialista, todos suenan mal. Lo peor de todo es que el padre, que tiene la parte más difícil de los diálogos por el trastorno que padece, tampoco sale airoso. 

Otra cosa que no me gustó: los personajes femeninos son pésimos. No porque sean malas personas y estén bien construidas, no. Según mi punto de vista, son horribles a propósito, porque cuando se las pone en la balanza con los personajes masculinos (comentario al pasar: todos dicen algo malo sobre las mujeres en algún momento) pierden. Las mujeres que se quedan en la casa no hacen más que quejarse (como Margie) o marcar de la cobardía ajena (como la abuela de Alfie). Los personajes masculinos tienen tiempo para hablar de los traumas y de los padecimientos, sean soldados o no, mientras que a los personajes femeninos les falta vida interior. Margie se desgasta por sostener el hogar, pero más allá de que ella misma cree que es una inútil, no sé nada de ella. Podría decir un par de cosas más pero me lo reservo porque no es mi intención polemizar. Resumiendo de la forma más respetuosa que puedo, hay un olor a antifeminismo que me molesta, que se justifica por la época. 

No todo es malo en el libro. Creo que tiene una buena construcción histórica que da un panorama muy general de la guerra y de lo que se vivía en Londres en particular. El escepticismo de la gente ante la neurosis de guerra, la propaganda para reclutar hombres, el padecimiento de la gente en el hospital, las plumas blancas y humillantes, el movimiento sufragista… Eso está bien y hasta aprendí mucho sobre el contexto. Tal vez le falta insertarse de un modo natural y no con un personaje que lo saque a colación (como Joe o las personas que van a lustrarse los zapatos). Me gustó mucho también el atrevimiento de Alfie, que a los nueve años decide por sí mismo y tiene determinación (obviamente, no estoy de acuerdo con el trabajo infantil o lo que hace en el hospital, pero me refiero a la convicción de hacer algo y preguntar por el padre aunque la madre no responda). Alfie enfrenta la realidad sin chistar.

Así que esta es mi impresión sobre Quédense en…, un libro que empecé con mucho entusiasmo por el tema que trataba y terminé con un gusto amargo. No me convenció debido a sus desaciertos y hasta me encontré haciendo muecas frente a hechos inverosímiles SPOILER (como el de un Primer Ministro lustrándose los zapatos tranquilamente mientras habla con el niño o el de una madre distraída que no reconoce a su hijo cuando está agachado y no se da cuenta, para colmo, que hay días que falta a la escuela). FIN DEL SPOILER Me encantaría leer El niño con pijama a rayas para saber si estos problemas son constantes. Y si es así, John Boyne definitivamente no es para mí.


Por último, quería avisar que Blogger no me está avisando de sus comentarios por mail (¿a alguien más le pasa lo mismo?), así que disculpen si tardo mucho en contestar y devolver la visita. 

20 comentarios:

  1. Eso que has dicho o eres un monstruo sin corazón lol

    Creo que el retrato que has hecho del libro es muy completo, con todo y antifeminismos, y la falta de alma del libro ¿o lo es de la pluma del escritor? De verdad que todo lo que cuentas es lacrimógeno full, y que aún así ni fu ni fa, qué mal.

    En fin, gracias por la reseña, me gusta leer tus reseñas menos positivas porque siento que tu enfoque -con todo y es opinión so, subjetiva- lo encuentro muy objetivo.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si es la pluma del escritor o si fue la traducción, así que prefiero esperar a leer otro libro para dar el veredicto.
      Muchas gracias n.n Siempre trato de hacer las reseñas negativas mucho más justificadas que las positivas.
      Por cierto, me había olvidado de contestarte algo en otra entrada: tengo una reseña de un libro de Silvina Ocampo, pero en Goodreads. Besos.

      Eliminar
  2. Hola Yani, no leí este libro, pero ya había visto malas reseñas, no sos la única.
    El niño del pijama a rayas lo tengo anotado para leer hace un montón, vi la película y me gstó mucho, así que tengo curiosidad por el libro.
    Me gustó tu reseña :) Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me costó encontrar reseñas de este libro. "El niño..." es más popular, pero tampoco lo leí y no vi la película (a propósito). Espero que sea mejor que este.
      Muchas gracias por el comentario n.n Besos.

      Eliminar
  3. ¡Hola! Lo de los comentarios de blogger lo están solucionando, le pasa a mucha gente, así que supongo que lo solucionarán dentro de poco :).
    Con respecto a la reseña, la verdad que no me motiva nada leer el libro después de leerte. Creo que es el conjunto de todo lo que no me convence, a pesar de que no sea del todo negativa tu crítica.
    Gracias por la reseña :).
    Un beso desde Jardines de papel .
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ay, muchas gracias por el aviso. Pensé que era un problema mío, cosa que me extrañaba porque no estuve cambiando nada en las configuraciones.
      Si yo no hubiera leído el libro y me topara con esta reseña, tampoco lo leería. Lamentablemente, no encontré opiniones tan negativas y me dejé llevar por el argumento.
      Besos.

      Eliminar
  4. Hola Yani! a mi hace muuuucho tiempo que blogger me dejó de avisar de los comentarios y no sé por qué.
    Sobre el libro, ufff, creo que me parece interesante leer libros de la época para tener una visión de toda una optica peeero la verdad que no me gusta nada lo que contas. El papel de la mujer reducido a una cosa inútil y poco más que burra, y todo eso.
    Justo una de mis amigas más queridas es fan del Niño con pijama a rayas, pero espero tu opinión del libro así termino de hacerme de una idea del autor.
    Besotes desde El Refugio del Dragón de Tierra!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Ana! Muchas gracias por el aviso. A mí me dejó de avisar el viernes pasado (cuando publiqué la reseña) y me extrañó.
      Lo contradictorio es que en este libro las mujeres sirven para poco y nada cuando en realidad tuvieron papeles muy importantes en la guerra. Pero bueno, esa parte de la historia nunca se muestra.
      No tengo planeado leer ese libro hasta dentro de unos años, tal vez te convenga adelantarte. Y en ese caso, yo leería tu opinión :) Besos.

      Eliminar
  5. Hola, Yani. Vengo a saludarte después de un tiempito. Creo que hay algo raro aquí, jaja. Por un lado Boyne es maestro de la manipulación porque en base a la compasión te quiere sacar lágrimas, pero como dices, son siempre prosas demasiado sencillas. En mi experiencia con Boyne (El niño de la pij...) cuando tu inconsciente sabe que estás leyendo a Don Manipulador, es más difícil caer. Yo ya le huyo porque es como cuando ves a un mago haciendo trucos de los que ya sabes el secreto. Cuando lo descubres, te das cuenta que todo es "acartonado" como también mencionas. En relación al tratamiento femenino, uno puede excusar que sean mujeres sometidas, cobardes, tristes por la época, pero nunca sin alma, que triste que solo sean circunstanciales. Beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sofía! Qué alegría que pases por acá n.n Es cierto, es algo raro. El tema que trata es lacrimógeno pero no me saca lágrimas porque le falta alma al texto. Yo no puedo reponer lo que Boyne no da, así que con la emoción me quedé a mitad de camino. Creo que cuando lea otro de sus libros me va a pasar lo mismo. Besos.

      Eliminar
  6. Hola, Yani.
    Primero que nada, no, no eres a la única a la que Blogger no le avisa de los comentarios por email. Tampoco se están haciendo cargo de lo de la protección de datos. Un desastre vamos.
    Respecto al libro me da que es de esos que están bien como contexto histórico de una época pero desde el punto de vista más estereotipado posible. El niño tiene personalidad pero las mujeres no porque la época que es. No se los libros que piensa que las mujeres empezamos a comportarnos con cabeza desde hace 50 años me ponen nerviosa.
    Espero que el siguiente libro sea mejor.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Viene siendo un desastre desde hace un tiempo, parece. Por lo menos me avisaban de los comentarios... hasta el viernes. Lo de los datos es un lío, yo por lo pronto ya tengo un aviso para los lectores en "Acerca de".
      Tal cual, hay una mirada focalizada en el niño y en los soldados (sólo los hombres) y a las mujeres, que las parta un rayo. Están para quejarse nomás. Es un visión sesgada de la realidad y la verdad es que no la prefiero.
      Besos y gracias por pasar.

      Eliminar
  7. hola! gracias por tu sinceridad, saludosbuhos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡De nada! Espero que mi sinceridad sea útil n.n Besos.

      Eliminar
  8. ¡Hola!

    Nunca había visto esta portada, hasta el punto de que dudaba de si era el mismo libro o no jajaja
    Lo que más me ha molestado es eso que dices de los personajes femeninos, que son todos horribles porque comparados con los masculinos no sirven para nada, ni tienen mundo interior, ni nada. Y en fin, ese aire de antifeminismo que se huele... en fin, tu puedes hacer un libro ambientado en una época todavía más machista y aún así darle tintes feministas, creo yo. Vamos, que lo de la época no me parece excusa ninguna, esas cosas se notan.

    Gracias por tu reseña.
    ¡besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja sí, es la edición que sacaron para un diario/periódico de mi país. Y estaba más económica que la que venden en librerías, por suerte.
      A mí también me molestó mucho darme cuenta de esas cosas. A veces desearía ser más ingenua al leer y disfrutar el libro, pero me están contando una parte muy pequeña de una historia haciendo comentarios horribles sobre las mujeres. Incluso en una escena nos dejan a nosotras como las crueles.
      Besos y gracias por pasar :)

      Eliminar
  9. Hola Yani! Estoy de acuerdo en todo contigo, lo que está en el spoiler creo que roza con lo inverosímil (el portafolio que se abre, las hojas que vuelan y justo esa información llega a nuestro protagonista...NO)
    No le creo nada. Leí el Niño con pijamas de rayas, me gustó mucho más pero aún así creo que los personajes flotan.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Tal cual! Todo venía siendo tan realista hasta que pasan esas cosas a lo Charles Dickens, pero con menos maestría. Sigo dándole una oportunidad al otro libro, pero la verdad es que este me hace sospechar que lo disfrute más. Los personajes que flotan en "Quédense..." no ayudan en nada. Besos.

      Eliminar
  10. A mí tampoco me están llegando los comentarios al correo D:
    El libro no me llama nada. Y mucho menos por cómo son los personajes femeninos. Y ya se me aflojaron las ganas de leer El niño con pijamas a rayas, aunque mejor espero tu reseña a ver si te gusta. Un saludooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Somos varios! Y siguen sin llegar :S
      No te recomiendo este libro, la verdad. Hay muchas otras historias sobre ese punto en la Historia que están contadas de mejor manera y con personajes que valen la pena. Besos.

      Eliminar

Un comentario respetuoso (sin insultos y sin spoilers, salvo que avisen de estos últimos) trae suerte. El spam es innecesario porque siempre reviso si tienen blogs, pero pueden dejarlo en "Iniciativa" ;)